La verdad detrás de una foto.

20:40



Esta es la primera foto que me tome con Antonia; tenía 10 días de nacida, cualquier que la ve diría que nos iba de maravilla, que se me veía cansada pero feliz; y la verdad, es que no, no estaba feliz.

La había esperado con tanta ilusión después de haber tenido una pérdida que cuando nació solo tenía miedo de perderla, de que algo malo le pasara; me sentía con miedo, lloraba todo el día, sentía que mi libertad se había acabo, que no era lo que quería, quería retroceder el tiempo, no quería estar sola ni un minuto y lo peor de todo es que la veía y sí, obvio que la quería; pero no la amaba con locura como muchas me dijeron que pasaría.

"No te preocupes, es increíble pero la paciencia llega sola, te nace automáticamente" 

"Vas a ver que nace y en ese preciso momento te enamoras"

"Es fácil, sin darte cuenta ya sabrás hacer de todo"

Saben, le agradezco a mis amigas, por querer animarme y darme fuerzas cuando estaba embarazada y tenía tantas miedos y dudas; pero no, la paciencia no siempre es automática ni aparece como arte de magia, la vas teniendo poco a poco o nunca llegas a tenerla pero pones de tu parte para no volverte loca. No todos se enamoran ni bien ven a sus hijos, ya que como todas las relaciones en la vida, enamorarse toma un tiempo y complementarnos totalmente con ellos también. Ser mamá NO es fácil. No se duerme, las malas noches son terribles y los primeros meses son agotadores. Llegué al punto de tener que ir a un psicólogo porque me sentía realmente mal y necesitaba comprender que mi vida había cambiado y debía aceptarlo, estaba con una depresión post parto fortísima solo lloraba y lloraba... a eso se sumó que por primera vez en mi vida me mandaron pastillas para dormir (no dormía nada, la angustia que sentía en la panza no me dejaba cerrar los ojos, era una sensación horrible) y tuve que dejar de darle de lactar a Antonia por unos días, botar la leche con el corazón estrujado mientras se iba por el lavadero y luego; cuando ya dejé las pastillas porque me sentía mejor, el simple hecho de que ella, la teta y yo no seamos las mejores amigas me hacía sentir PEOR aún... Mi hijita, tan pequeñita y yo tan débil, llorando por todo, rindiéndome con la lactancia, sin saber cómo atenderla y como quererla. 

Me auto destruía pensando que todo lo que tenía en mente cuando naciera solo fue una ilusión, me sentía la peor mamá del mundo, hasta hoy lo recuerdo y me da una pena terrible no haber podido salir más rápido de todo eso y aprovechar más a mi hija; pero las cosas son así, para algunas fáciles, para otras no y el tiempo fue quien me enseñó poco a poco que se puede llegar a amar locamente como dicen sin llegar a ser algo automático, que las amanecidas se acaba pronto y luego hasta se extrañan, que la paciencia efectivamente mejora mágicamente pero a su tiempo y a su manera y que no se es una buena mamá de un día para otro.

Así que me animé a escribirles esto, a todas las que como yo están pasando o pasaron por lo mismo, para que sepan que no son ni serán las únicas, que todo pasa y que poco a poco se llega a ser quien realmente queremos ser. 

Así que heme aquí, la mamá que muchas veces es felicitada y admirada por algunas, también fue una "mala mamá" aprendiendo a ser mejor cada día. 




Quizá también te interese

25 comentarios

  1. wow ! me sentí tan identificada , a mi también me dio depresión post parto y lloraba de todo y me sentí igual ,la peor de las madres , pensé que era la única que tenia esa experiencia, ya que todas te dicen que va a ser hermoso y para mi no resulto así !! Gracias por contar tu experiencia.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/03/2016

    Es cierto que para algunas mamis primerizas no es tan fácil, yo soy mamá primeriza en mi caso me fue totalmente diferente el tema de lactancia me fue algo bonito ya que el bebe me enseñó mucho el se acomoda a mi y lactosa tranquilo pero para algunas de mis primas la etapa de lactancia fue la peor y hasta dolorosa.

    ResponderEliminar
  3. La verdad Yordana, me pasólo mismo. Y me sentía remal, pensaba "en que momento aparecerán esos sentimientos sublimes de los que me habían hablado otras mamas, porque no desbordan todas las emociones que me comentaron pasarían al verlo por primera vez?? La verdad tenia tanto miedo y a la vez me sentía tan insegura, mi independencia se fue por un tubo, y solo vivía dia y noche para dar teta, cambiar pañal, botar chanchito y lo mismo cada 3 horas. Con suerte tenia tiempo para comer y bañarme. Y encima tenia visitas!!! Lo único y mas claro que me dijo mi instinto 3 dias después de haber llegado a casa luego de la cesarea fue.." necesito estar sola y hacer algo sola"... Bueno, la verdad solo llegue hasta el supermercado a hacer las compras de la casa, pero no sabes ... que libertad!! Obvio deje leche materna que me habia extraido ese dia y le dije a mi esposo, acá esta el bebe, aca esta la leche..ya vuelvo!!! Fueron 2 horas fuera, pero que sentimiento de manejar al supermercado y hacer algo para y por mi misma!si que fue sublime. Hoy, 6 años después, lo recuerdo con gracia, pero si cuando hablo del tema con amigas o familia a punto de ser mamas, les cuento que no todas las historias mama-bebe son los clics instantáneos de amor, que hay ocasiones ( sobretodo creo yo de mamas independientes) en las que toma un poquito mas de tiempo, tiempo que usas para conocerse uno al otro y a amarse... Hoy en dia mi bebe de ese entonces tiene 6 años y lo adoro la vida!!
    Un beso,
    Elizabeth

    ResponderEliminar
  4. Gracias por compartir tu experiencia, a mi también me chocó las 2 primeras semanas me las pasé llorando por todo, incluso, a veces mientras le daba de lactar a mi hijo, sentía una angustia tan fuerte, que a veces quería salir corriendo y gritar. Sentía mucho miedo al momento de cambiarle el pañal, al menos necesitaba que en ese momento alguien esté cerca mío para poder hacerlo y bañarlo...guauuu...era lo más traumante para mi porque me partía el alma cuando cada vez que lloraba...en realidad, cada historia es distinta, pero esta tarea de ser madre es una de las más difíciles...y nunca dejaremos de sentir temores, angustias, etc cada vez que pensamos en nuestros hijos. Es una vida caóticamente hermosa!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartir tu experiencia, a mi también me chocó las 2 primeras semanas me las pasé llorando por todo, incluso, a veces mientras le daba de lactar a mi hijo, sentía una angustia tan fuerte, que a veces quería salir corriendo y gritar. Sentía mucho miedo al momento de cambiarle el pañal, al menos necesitaba que en ese momento alguien esté cerca mío para poder hacerlo y bañarlo...guauuu...era lo más traumante para mi porque me partía el alma cuando cada vez que lloraba...en realidad, cada historia es distinta, pero esta tarea de ser madre es una de las más difíciles...y nunca dejaremos de sentir temores, angustias, etc cada vez que pensamos en nuestros hijos. Es una vida caóticamente hermosa!!!

    ResponderEliminar
  6. Gaby Rivera3/03/2016

    Woow, yo pase por lo mismo... fui madre soltera desde el dia 1, no tenia leche materna, la tensión de que una nueva vida dependia de mi, la depresión post parto, la impotencia de no poder darle pecho... era todo junto..con ayuda de mi familia salí de eso, poder relajarte 1 hora y dedicarte solo a ti, comer con calma, tomar un baño largo, ir al mall y aunque suene egoísta... ERA LO MEJOR.
    Ahora no puedo ver mi vida sin mi PRECIOSO...
    CONCLUSIÓN : No existe un manual solo aprendes en el camino.

    ResponderEliminar
  7. Me sentoi identificada para mi tambien fue o mejor dicho es aceptar que ya soy mama tuve a mi hija alos 20 años , mi bebe el dia de hoy tiene 2 y 5 meses y realmente a sido muy duro ya que no tuve la ayuda de casi nadie me cesarearon y apenas sali del hospital tuve que llegar hacer mis cosas y mi esposo no pudo acompañarme ya que tuvo trbajo fuera por varios dias practicamente sola de ahi me paso miles de cosas lloraba y creo que aveces aun lloro por la depresion y estoy analizando ir a un psicologa ya que siento que necesito una ayuda Ya ! amo mucho a mmi hija y si es verdad el amor no fue automatico pero por mas que no soy una mama muy cariñoso o amorosa amo tanto a mi hija que no sabria que acer sin ella y trato de ser muy diferente con ella y sobrellevar las cosas aunque sienta que aveces se me acaba la paciencia . Cada dia aprendo con ella y asi seguira siendo hasta el final de mis dias , gracias por tu post al leerlo me senti como que uff no so soy la unica que sintio asi :) Gracias

    ResponderEliminar
  8. En mi caso me paso más fuerte con el segundo, te dicen que lo ámaras igual, que tu amor se dividira automáticamente, pero la verdad desde el embarazo algo dentro mio fuera de mi razocinio me hacia sentir que era un intruso entre mi peque de 10 meses (el mayor) y yo, me sentí culpable de tener que dejar de darle de lactar al.mayor por estar embarazada de no poder cargarlo porque tenía amenazas de pérdida, de no poder agacharme mientras daba sus primeros pasos. Me sentía re mal de culpar a.mi segundo hijo de separarme del primero con quien cree un vínculo tan especial y alguien venía a romper ese binomio que ni papa pudo. Y me costo luego que naciera, pero fue mi hijo mayor el que me enseñó que había espacio de sobra y que formaríamos una tríada increíble, es más somos un cuarteto junto a papa, aprendí de mi hijo mayor y aprendí de mi hijo menor a amar en mancha. Y ahora muero por mis cachorros con ambos por igual, pero aún me siento culpable de haber sentido todo eso por un ser tan hermoso e indefenso, pero me consuela el saber que tuvo un hermanito que lo amo por los dos mientras yo me acoplaba y que amor jamás le faltó, y ahora menos que nunca. Gracias Yor por permitirnos botar esto, sin sentirnos la bruja. Son estas cosas por las que valen tanto el baúl. Cariños

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3/03/2016

    Gracias por compartir esta etapa de tu vida... Actualmente tengo dos hijos de 39 (niña) y 6 (niño) meses de edad... Gracias a Dios, a pesar de tener embarazos super dificiles y de riesgo, eh contado con apoyo y ayuda para el cuidado de mis hijos; pero me siento super identificada con tu comentario Irina, amo a mi segundo bb, pero hay momentos que siento que por su culpa pierdo momentos que quisiera disfrutar mas con mi hija,o tener que dejarlo llorar un poco mientras atiendo a mi hija; eh llorado sintiendome mala madre por sentir o pensar asi... Es reconfortante saber que no eres la unica que pasa por situaciones asi, que no somos malas, solo personas aprendiendo a ser mamas, cada dia mejores por nuestros hijos...
    Muchas gracias por este espacio Yor
    Cariños a todas las mamis

    ResponderEliminar
  10. Que lindo saber que no fuiste la única "mala madre", en mi caso me dio depresión xq mi hija tuvo reflujo en un nivel alto y bueno vomitaba en cada toma de leche y la gente queriendo ayudar me decían que seguro era algo que yo comía o peor que yo hacia y eso me deprimia al punto de no comer casi nada y no querer salir por miedo a que pasara algo. La pregunta que siempre me hacía era xq a mí si todos me dicen un es una etapa hermosa, y yo sinceramente la odiaba. Llegue a pesar 45 y obvio deje de trabajar y comenzaron las peleas, hasta que encontré un pediatra que nos enseñó con hermosas palabras lo que es el reflujo y la manera de manejar lo y lo mejor de todo es que me dijo (hasta ahora escucho su voz) que no era culpa.mi y que podía comer de todo y de verdad santo remedio. Es importante, creo yo, saber que no eres la única y que al final todo estará bien. Gracias

    ResponderEliminar
  11. En mi caso, no tuve la oportunidad de tener contacto físico con mi hija hasta después de varios días de nacida ya que ella es prematura y me tuvieron que hacer una cesárea de emergencia para que nazca. Fue casi un mes super extraño porque se tuvo que quedar en cuidados intensivos y luego intermedios por ese tiempo, entonces no me sentía mamá ya que no la tenía conmigo, me amanecía para sacarme leche pero no la tenía conmigo para atenderla; eso sí tenía que ir y venir de la clínica. Al principio no la podía cargar, solo me permitían acariciarla y por unos minutos ya que así como yo habían otras madres esperando ver a sus hijos; así que esos minutos eran oro y tenía que aprovecharlos al máximo. La primera vez que la cargué fue de casualidad ya que como todos los días en uno de los momentos de mi visita entré y vi que se había manchado con su leche entonces la enfermera la cambió y al momento de cambiarle sus sabanitas me dijo señora carguela por favor y me sentí super emocionada de poder tenerla entre mis brazos y al salir de la sala le conté a mi esposo que al fin pude cargarla.
    En mi caso, siento que Dios fue tan grande conmigo, ya que me cuidó y me brindó todo su apoyo, además del que me brindó mi familia, ya que no tuve depresión sino todo lo contrario, me sentía super fuerte y nada me detenía, ni los dolores de la cesárea porque casi no los sentí. Yo tenía que ser fuerte para brindarle toda esa energía a mi hija y luchar juntas por su recuperación. Poco antes de cumplir un mes salió, tuve que luchar para que lacte ya que no tenía la fuerza para hacerlo, además que se había acostumbrado al biberón. Eso fue agotador y estresante; sin embargo, gracias a Dios logramos nuevamente salimos juntas adelante. Hoy mi hija va a cumplir 2 años y 2 meses y es una niña super sana, alegre, cariñosa, luchadora, etc. Así que esos momentos quedaron como una experiencia que me enseñó lo fuerte que somos las madres; aunque tengamos momentos de debilidad, siempre salimos adelante. Les cuento mi historia por si alguna está pasando por un momento similar o por depresión, le aconsejo que tenga fe, paciencia y confíe en Dios, la tempestad no es eterna y te brinda fortaleza.
    Yo siempre pensé que mi hija saldría adelante y así fue, la duda no se podía asomar.
    Gracias por el espacio Yordana y saludos a todas las mamis.

    ResponderEliminar
  12. En mi caso, no tuve la oportunidad de tener contacto físico con mi hija hasta después de varios días de nacida ya que ella es prematura y me tuvieron que hacer una cesárea de emergencia para que nazca. Fue casi un mes super extraño porque se tuvo que quedar en cuidados intensivos y luego intermedios por ese tiempo, entonces no me sentía mamá ya que no la tenía conmigo, me amanecía para sacarme leche pero no la tenía conmigo para atenderla; eso sí tenía que ir y venir de la clínica. Al principio no la podía cargar, solo me permitían acariciarla y por unos minutos ya que así como yo habían otras madres esperando ver a sus hijos; así que esos minutos eran oro y tenía que aprovecharlos al máximo. La primera vez que la cargué fue de casualidad ya que como todos los días en uno de los momentos de mi visita entré y vi que se había manchado con su leche entonces la enfermera la cambió y al momento de cambiarle sus sabanitas me dijo señora carguela por favor y me sentí super emocionada de poder tenerla entre mis brazos y al salir de la sala le conté a mi esposo que al fin pude cargarla.
    En mi caso, siento que Dios fue tan grande conmigo, ya que me cuidó y me brindó todo su apoyo, además del que me brindó mi familia, ya que no tuve depresión sino todo lo contrario, me sentía super fuerte y nada me detenía, ni los dolores de la cesárea porque casi no los sentí. Yo tenía que ser fuerte para brindarle toda esa energía a mi hija y luchar juntas por su recuperación. Poco antes de cumplir un mes salió, tuve que luchar para que lacte ya que no tenía la fuerza para hacerlo, además que se había acostumbrado al biberón. Eso fue agotador y estresante; sin embargo, gracias a Dios logramos nuevamente salimos juntas adelante. Hoy mi hija va a cumplir 2 años y 2 meses y es una niña super sana, alegre, cariñosa, luchadora, etc. Así que esos momentos quedaron como una experiencia que me enseñó lo fuerte que somos las madres; aunque tengamos momentos de debilidad, siempre salimos adelante. Les cuento mi historia por si alguna está pasando por un momento similar o por depresión, le aconsejo que tenga fe, paciencia y confíe en Dios, la tempestad no es eterna y te brinda fortaleza.
    Yo siempre pensé que mi hija saldría adelante y así fue, la duda no se podía asomar.
    Gracias por el espacio Yordana y saludos a todas las mamis.

    ResponderEliminar
  13. Yo tube 2 perdidas y me identifico con ese miedo a perderla cuando nace....gracias por compartir con nosotras esto .un Abrazote.

    ResponderEliminar
  14. Leí tus lineas Yor, y fue como me describias, yo no llegue a tomar pastillas y la maravillosa hora de lactar era un tormento, tenía a toda la familia de mi esposo queriendo decirme que hacer y solo lloraba todos los días, recibí bastante ayuda de mi hermana y luego de mi madre que dejó de trabajar para cuidarnos a ambos por que mi depresión post parto fue terrible, a casi nadie le he contado estas cosas, por que es una etapa que todos dicen feliz y maravillosa y yo me la pasé llorando y odiando cada momento del día, hoy casi 3 años luego,mi hijo es mi vida y mi sol pero al nacer todo fue tan difícil y duró varios meses que las mamás nuevas debemos de tener siempre alguien que nos acompañe y apoye por que pueden ser momentos realmente dificiles. Gracias por permitirnos desahogarnos y saber que no estamos solas. Cariños!

    ResponderEliminar
  15. Leí tus lineas Yor, y fue como me describias, yo no llegue a tomar pastillas y la maravillosa hora de lactar era un tormento, tenía a toda la familia de mi esposo queriendo decirme que hacer y solo lloraba todos los días, recibí bastante ayuda de mi hermana y luego de mi madre que dejó de trabajar para cuidarnos a ambos por que mi depresión post parto fue terrible, a casi nadie le he contado estas cosas, por que es una etapa que todos dicen feliz y maravillosa y yo me la pasé llorando y odiando cada momento del día, hoy casi 3 años luego,mi hijo es mi vida y mi sol pero al nacer todo fue tan difícil y duró varios meses que las mamás nuevas debemos de tener siempre alguien que nos acompañe y apoye por que pueden ser momentos realmente dificiles. Gracias por permitirnos desahogarnos y saber que no estamos solas. Cariños!

    ResponderEliminar
  16. Yolanda3/04/2016

    Ojalá alguien nos contara como son las cosas antes de ser madres y no darnos cuenta de que no es imposible pero cuando ya pasó todo lo duro. Algo bueno deberían enseñar en los colegios, asumiendo que la tarea de madre no es un juego de muñecas como lo pintan y a los hombres que su deber es proteger el puerperio de sus mujeres, como se lo merecen. Valiente Yordana, gracias por escribirlo.

    ResponderEliminar
  17. Felicidades Yordana por abrir tu corazón y contarnos tu experiencia; igual que a muchas me pasó lo mismo y siento que hablar del tema es la mejor ayuda que se puede dar a las futuras mamás. Recuerdo que cuando estaba embarazada sólo pensaba en tener un hermoso cuarto y compré mil y un cosistas de bebé (muchas nunca las usé:() pero como toda mamá primeriza esas eran mis preocupaciones, no tenía ni idea de lo que me esperaba y es que nada ni nadie nos prepara para ser mamás, se aprende en el camino, y me costó mucho también, sobre todo con la lactancia; si aquél pequeño item casi olvidado en las clases de psicoprofilaxis de las clínicas, donde te dicen en 5 min como todo debe ser; pero que a muchas no nos funciona y lo peor es la impotencia de no saber porqué, eso aunado a los comentarios de la familia, amigos y todos cuantos quieran opinar sobre el tema. En realidad para mi fue muy difícil y agotador, pero lo cierto es que todo pasa y luego se vuelve maravilloso. Una vez más gracias por compartir tu experiencia que nos sirve muchísimo a nosotras las madres sobre todo para no callar :)

    ResponderEliminar
  18. Anónimo3/04/2016

    Gracias por compartir tu experiencia, a mi me pasó algo similar, y aunque mi hijita ya tiene 2 años, todavía hay momentos en los que me siento mal por no haberla disfrutado más cuando estaba pequeñita. Cuando nació tenía tanto miedo, no quería estar sola, estaba agotada y adolorida por la cesárea, lloraba todo el tiempo; tampoco fue amor a primera vista con mi niña, estaba feliz si de que ella estuviera sana pero me la quedaba mirando y solo sentía miedo de que algo le pasara... felizmente mi esposo fue (y es) muy comprensivo y él me ayudó mucho en esta etapa. Fui superando muchos miedos de a pocos, me enamoré de mi hija locamente y ahora estamos bien, creciendo juntas cada día y yo sigo aprendiendo a ser mamá. Nuevamente muchas gracias por compartir tu historia, a veces una piensa que solo a una le pasa, pero no es así. Un abrazo grande,

    ResponderEliminar
  19. Yordana, Gracias por compartir tus experiencias como mama primeriza... me paso lo mismo con mi primera hija, y con el segundo fue peor... porque se sumo a eso que cuando tenia tres meses de embarazo me entere que mi mami tenia cáncer terminal, me sentí la peor madre... porque creo prioricé primero ser hija, antes que madre.... y a veces creo que ni me acordaba que estaba esperando un bebe.... no fui a mis controles con normalidad... y creo que mi hijo absorvia toda esa tristeza que yo sentía y trataba de ocultar por lo de mi mami...me hacía la valiente, la fuerte para que en mi casa no me vean derrotada, pero a ella pude darle calidad de vida... por 2 años mas... ella falleció hace 6 meses... cuando mi hijo ya tenia...1 año y 7 meses... fue tan duro... pero en esta vida uno aprende día a día a ser Madre... GRACIAS NUEVAMENTE POR COMPARTIR TU HISTORIA!!

    ResponderEliminar
  20. no eres una mala mama, eres una MAMÁ conectada a lo que sientes y lo que siente tu bebé y eso ya es mucho.

    ResponderEliminar
  21. Yor, gracias por contar tu experiencia no fui la unica entonces,yo tambien me sentia igual :( tenia 18 años cuando la tuve a mi gordita y me sentia fatal,pense que mis salidas de amigas,mis ratos libres se apagaria para siempre solo po atender a mi hija,pero si aveces una cuando ve a sus hijos por primera vez no se enamora como pasa en una relación de parejas,pero poco a poco con ayuda de mi mami pude superar eso y ahora que te escribo contandolo me da triztesa tambien haber pasado por eso ahora mi gordita ya tiene 2 añitos y la disfruto al maximo <3 cosas de la vida... y mas aun cuando eres mamá POR PRIMERA VEZ <3

    ResponderEliminar
  22. Luis es un niño autista de 13 años, hoy se ha perdido en Magdalena del Mar, entre en Ovalo Independencia y la Av. Sucre.

    Viste gorra naranja, polo mostaza con mangas cortas, pantalón de buzo azul y zapatillas blancas.

    Su familia esta desesperada, si ustedes lo reconocen llevarlo a la comisaría del sector o llamar a su madre Yuli Mendez al 980 271 008 o al 999 969 249.

    Por favor ayúdenos a ubicarlo para que regrese a su casa SANO y SALVO!!!

    Gracias!

    ResponderEliminar
  23. Portugal is a Xenophobic and Racist country! DONT SPEND YOUR HARD, EARNED MONEY GOING ON A TRIP THERE!!!!

    Portugal is a Xenophobic and Racist country! DONT SPEND YOUR HARD, EARNED MONEY GOING ON A TRIP THERE!!!!

    http://portugalisaracistcountry.blogspot.ca/
    http://portugalisxenophobic.blogspot.ca/

    ResponderEliminar
  24. That was a special read, thanks a lot for sharing your personal story! I am certainly sure that you will be able to publish more exciting opinions in your future posts!

    ResponderEliminar
  25. Hola muy interesante y cierto, muchas veces nos invade un sentimiento encontrado... Yo pase por eso el primer mes de dar a luz, de entre estar cansada y triste por las miles de preguntas que me hacía no disfruté de mi bebé...ni me quise hacer la sesión de "newbord".. en fin para la próxima será.

    ResponderEliminar

.