lunes, 11 de enero de 2016

El amigo incondicional de 4 patas



Antes de tener a Lola nos pasamos meses de meses preguntándonos si sería lo mejor darle una mascota a Antonia teniendo tan solo 2 añitos, mi esposo insistía en que no y yo insistía en que sí; así que un día no se lo pregunté más, no lo pensé dos veces y Lola llegó a nuestras vidas (exactamente el día del cumpleaños de Antonia) y hoy, luego de 3 meses, puedo decirle a todos los que al igual que nosotros andan en dudas, que lean este post.

¿Qué trajo Lola a la vida de Antonia?

- El estar siempre acompañada; porque desde que Lola llegó a su vida no hay un solo día en el que ella esté sola, Lola siempre está acompañándola; en la mesa al momento de comer, en el baño cuando Antonia se da una ducha o corremos como loquitas a que haga pila en el vacín, en sus siestas, en sus enfermedades, en cada uno de sus juegos y en todo lo que día a día celebramos; porque sí, si Antonia logra algo Lola es la primera que se une al festejo con todos nosotros.

- El aprender lo que es tener cuidado y sobre todo cuidar a quien más lo necesita; porque desde que Lola está con nosotros Antonia sabe que debemos darle sus vitaminas todas las mañanas y es ella (la encarga de las vitaminas) quien me recuerda que Lola debe tomar "su jarabe" y quien la saca a pasear, sintiéndose totalmente responsable de cada uno de sus pasos. También aprendió que debe tratarla con cariño, sin pegarle, cargándola despacio y con cuidado porque es más pequeñita y todo eso ha ayudado a que con sus amigos ahora ella tenga más cuidado y los trate con mucho más cariño.

- El saber y aprender día a día que hay que obedecer a papá y a mamá; ya que mientras le enseñamos normas a Lola, Antonia también aprende que la educación y los límites existen para todos y que hay que cumplirlos.

- El aprender a respetar a los animales y tratarlos bien; porque desde que tiene a Lola identifica muy bien que le duele o le hace daño y sufre junto con ella cuando algo le pasa.

- El poder adquirir una gran facilidad para expresarse; porque aunque no lo crean, Lola ha sido el mejor insentivo de lenguaje para Antonia, ya que al estar todo el día con ella solo hablan, hablan y hablan y es alucinante como ahora Antonia habla de todo.

- El aprender día a día a compartirporque quiera o no, Lola llegó a su vida para compartirla con ella; ahora comparten sus juguetes, su comida cuando Lola se le para en dos patitas y le pide un pedacito de pollo y hasta a sus papás, porque Lola ama estar siempre cerca a nosotros.

- El estar más sana; porque aunque muchos digan lo contrario, desde que Lola está en nuestras vidas Antonia se enferma menos.

- Alegrías; porque si, Lola solo llena nuestras vidas de Alegrías, la de Antonia y la de todos nosotros.

En conclusión, Lola llegó a nuestro hogar a completarlo, a llenarlo solo de cosas buenas y a ser la compañera incondicional de quien más amo. ¿Tenían dudas? No lo duden, hay muchos mascotas esperando por un hogar. ¡Anímense! Es más fácil de lo que pensamos y al ver la sonrisa de sus hijos día a día se darán cuenta que no pudieron tomar mejor decisión que esa.
Gracias Lolita por tanta paciencia, aguantar a Antonia en su máxima expresión no es tarea fácil jaja

No hay comentarios:

Publicar un comentario