“Estás despedida”

7:48



Hace menos de dos años, mi jefa me llamaba a su oficina para hacerme elegir entre mi blog o mi trabajo. 
“Mejor sácame por favor”, recuerdo que le dije; pero para serles sincera, nunca me imaginé; que al día siguiente, cuando debía darle una respuesta y después de pensarlo tanto y haber decidido quedarme con mi trabajo y dejar de lado el blog, me dirían que ya no era necesario que tomara una decisión porque solo trabajaría hasta ese día. 

Así que bueno, ahí estaba yo, sin trabajo, solo con mi blog y obligada a decirle adiós a algo que desde hace un tiempo atrás no me hacía del todo feliz pero que yo creía que lo necesitaba; y es que claro, muchas veces nos acostumbramos a un sueldo seguro, a la estabilidad que todo eso le da tu vida y sin querer, comenzamos a tenerle miedo al riesgo y a la independencia y eso muchos veces nos hace continuar en lugares que no son los nuestros. 

Me tomó tanto tiempo creer en mi misma, que no me quedó de otra que sentarme a esperar que la vida me obligue a hacerlo y me empuje sin pena alguna a sentarme a pensar como salir adelante y cómo lograr mis sueños de la mano de mi familia. 

Los días pasaban y yo seguía ahí, desempleada, acostumbrándome a nuevos horarios, a una nueva vida después de haber trabajado durante más de 10 años. Fue súper difícil, los primeros días súper tristes, porque a pesar de que en el fondo era lo que quería, es inevitable que un despido que no te esperabas no te choque; pero bueno, había que seguir, acostumbrarse a esa nueva vida y sobre todo tomarlo como un impulso para por fin meterme con todo a mis sueños. 

Diego creyó 1000% en mi, movió cielo y tierra y lo conseguimos, conseguimos 3 meses después empezar a construir nuestro primer baulito, en uno de los malls más importante de Lima, mi Jockey Plaza querido, lleno de personas maravillosas que siempre creyeron en nuestro proyecto y a quienes siempre les agradeceremos infinitamente por confiar en nosotros; 6 meses después de abrir en Jockey Plaza, empezamos a construir en MegaPlaza, haciendo de todo para que el dinero que a duras penas habíamos podido conseguir nos alcanzara; y un año después, ya estábamos abriendo ese segundo local; y hoy, a menos de dos años de estar en todo esto, inauguramos nuestro 3er local en Plaza San Miguel, el mall mas cercano a mi barrio, el que visitaba siempre desde pequeña ♥️.  

No imaginan cómo Diego y yo hemos trabajado en todo esto (Diego mucho más que yo), empezamos solos con todo, moviendo cielo y tierra para conseguir el dinero que necesitamos desde el día uno, fue bastante difícil pero lo logramos y hoy en día, de ser solo él y yo, ya somos más de 50 personas extraordinarias trabajando con nosotros en nuestro baulito y más de 100 marcas emprendedoras e increíbles proveedores que caminan diariamente con nosotros.

Trabajamos más que cuando trabajamos para otros, el estrés es mayor, los problemas se sienten más, pero no hay nada más satisfactorio que voltear y ver todo lo que con esfuerzo y mucho trabajo vamos logrando. 

Gracias a cada a uno de ustedes por su apoyo diario, a cada Mall, a cada persona que forma parte de nuestro equipo, a cada marca que ha estado con nosotros y a los que siguen día a día de nuestra mano, a Dios por bendecirnos siempre y a cada proveedor que hace de los días en nuestros baúles aún más lindos. 

¡Nos vamos por más! ¡Trujillo y Arequipa allá vamos! 💪🏻 ... lento, pero seguro. 

📷 | Jenny De La Cruz-Fotografía ♥️

Quizá también te interese

0 comentarios

.