Conoce cómo elegir la silla de auto adecuada para tu hijo.

11:01

Demás está decir que uno como mamá siempre busca lo mejor para sus hijos y sobre todo si se trata de brindarles la mayor seguridad posible; es por eso que saber cuál es la silla adecuada que nuestros hijos deben utilizar en el carro es algo súper importante; y como nadie nace sabiendo... (y yo no sabía nada) me pasé un buen tiempo investigando sobre el tema y hoy quiero dejarles esta información que estoy segura les será de mucha ayuda. 

Antes que todo, es importante saber que el uso de las sillas en menores de edad en los autos reduce hasta un 70% las lesiones causadas por un accidente de tránsito y que hoy en día, en el Perú, es obligatorio que los niños vayan en ellas. Incrementar la seguridad de los niños dentro de los autos es tarea nuestra y para asumirla correctamente es importante que empecemos reconociendo que si tenemos un accidente vehicular, nuestros hijos pueden sufrir graves lesiones que incluso pueden llevarlos a la muerte y es nuestra responsabilidad adoptar las medidas necesarias para que nuestro trayecto en el auto sea seguro y las sillas son un elemento fundamental para eso. 


¿Qué tipo de sillas existen? 
Los modelos de sillas deben ser elegidas según las edades y el peso de los niño. Si tu hijo es grande, gordito, tiene menos de 9 meses y ya se encuentra incómodo en la silla del "Grupo 0, puedes considerar pasarlo a la silla del "Grupo I" siempre y cuando ya sostenga perfectamente su cabecita.
Información extraída de: www.cesvi.com.ar  //  Diseño de cuadro comparativo: El baúl de Antonia.

Diversos estudios han comprado que el lugar más seguro de un vehículo es la parte trasera y esto se debe que en la mayoría de los impactos dicha zona es la única que conserva la habitabilidad de los ocupantes, es por eso que nuestros hijos y sus asientos NUNCA deben ir en la parte delantera de nuestros vehículos y SIEMPRE debemos verificar que el cinturón toráxico no pase muy próximo al cuello del niño y que la banda inferior pase por la pelvis y no por el vientre. En el caso que se utilice la silla porta-bebés, se debe corroborar que la misma esté bien sujeta a los cinturones de seguridad del vehículo y que el niño esté correctamente ajustado por los cinturones del tipo arnés que posee la silla.


¿Qué debemos tener siempre en cuenta? 

  1. La silla debe quedar firmemente sujeta al asiento del vehículo. 
  2. Se debe prestar especial atención al recorrido del cinturón de seguridad sobre el cuerpo del niño: nunca debe ir por encima del cuello, siempre ha de ajustarse lo más bajo posible sobre la cadera.
  3. Antes de comprar un asiento infantil conviene comprobar que se pueda conseguir una instalación firme. 
  4. Se deben instalar las butacas en sentido contrario a la marcha porque “reducen entre 3 y 5 veces la fuerza que debe soportar el niño en caso de colisión”, en los niños de hasta 10 kilos o 12 meses (ideal si podemos mantener a nuestros hijos con los asientos mirando hacia atrás hasta los 2 años).

Datos importantes: 

¿Qué es lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una silla de seguridad para el auto?
El peso del niño. Todas las sillas están clasificadas según este parámetro, con rangos precisos de utilización. Una vez conocido este dato, la elección pasa por conocer el sistema de anclaje con el que cuenta nuestro vehículo y en última instancia el aspecto estético.
¿Por qué las sillas para niños pequeños deben colocarse en sentido contrario a la marcha?
Dado que la musculatura del cuello de un bebé se encuentra poco desarrollada y la cabeza concentra casi el 33% del peso del niño, en caso de un impacto frontal, si la silla se encuentra colocada mirando hacia delante esta combinación de factores podría contribuir a generar lesiones graves o incluso la muerte. En cambio, si la silla se encuentra en sentido contrario a la marcha, la posición de la columna vertebral hace que en un choque o des aceleración las tensiones a nivel del cuello sean notablemente inferiores. Se estima que al año, el niño ya tiene desarrollada la musculatura y entonces puede ubicarse en el sentido de marcha.
¿Cómo estar seguros de haber elegido la silla adecuada?
Se aconseja verificar siempre la funcionalidad de la silla con el automóvil, realizando una instalación de prueba antes de comprarla. De esta forma, se evitarán problemas derivados de asientos que no se adaptan a nuestra silla, o peor aún, de sillas que no se adaptan a nuestros niños.
¿Cuándo es preciso cambiar la silla de nuestros hijos?
En los siguientes casos:
  • Cuando la cabeza del niño sobresale del borde superior de la butaca;
  • En caso de que la butaca haya sufrido un golpe como, por ejemplo, a raíz de un choque, aunque el niño no estuviera sentado en ella o se nos caiga al piso.
  • Cuando el niño haya superado el peso máximo estipulado para esa butaca.

¿Hasta cuándo se debe utilizar la silla de seguridad para el auto?
Cada silla está especificada según un rango de peso y se debe ir actualizando hasta que el niño alcance una altura de 1.50 mts. o un peso de hasta 36 kg.
Es importante tener en cuenta (y esto es algo que muchos papás no saben) que las sillas de autos tienen un tiempo de vida útil. Un error muy frecuente suele ser el pase de la silla entre familiares o amigos, ya sea por una cuestión económica o por simple cortesía. Esto es factible de llevar a cabo siempre y cuando tengamos un absoluto conocimiento de la procedencia de dicha silla ya que es importante conocer quién la usó y cómo y si estuvo involucrada en algún choque. Recordemos que este elemento de seguridad solo puede ser utilizado una vez y luego debe ser reemplazado. Por tal motivo, es importante conseguir los manuales que brinda el fabricante al momento de la compra e informarnos al respecto ya que ahí se detalla la forma de uso, instalación, mantenimiento, duración y todo lo concerniente a la silla.
Si bien el fabricante muchas veces no especifica una “fecha de vencimiento” para las mismas, dado que se trata de un elemento expuesto a excesivo calor, frío, radiación UV y muchas otras condiciones climáticas, es recomendable renovar la butaca entre los 5 y 8 años.

Proteger a nuestros hijos es nuestra responsabilidad, no dejemos que la pereza, la desinformación, el sacarle la vuelta a la ley o el simple hecho de que nuestro hijo llora y no quiere ir en la silla nos haga llevarlo sobre nuestras piernas de manera insegura. Evitemos accidentes y tomemos todas las medidas necesarias para que nuestro viaje en el auto sea placentero. 

Estadísticas e información extraída de: www.cesvi.com.ar  // Post armado por: El bául de Antonia. 


Quizá también te interese

1 comentarios

.