El tan esperado primer día de clases

9:39




Hoy muchos de nuestros gorditos empezaron el cole o el nido (muchos de ellos por primera vez); así que me acordé cuando hace dos meses Antonia fue también por primera vez a su taller de verano en el nido que hemos elegido para ella... ¡Me moría de pena, sentía que mi gordita ya había crecido (no quiero que eso pase, pero es inevitable) y prueba de ello es este post que subí a la página. - click aquí para verlo - y donde pueden encontrar  lindos consejos y mensajes de apoyo que muchas de las mamás me dejaron.

Dentro de esos mensajes, recibí este lindo comentario de Gloria (ella ha sido maestra de nido por muchísimos años) y nuevamente me atrevo a colocarlo también aquí porque me encantó (ya lo había subido al muro pero se pierde entre tantas cosas) ... léanlo las va a ayudar a sentirse mejor o a decidir que hacer con sus gorditos si tienen dudas de meterlos o no al nido; a mi me ayudó a sentirme bien por la decisión que tome y a aprovechar los fines de semana con Antonia para disfrutar juntas de todo lo que Gloria menciona.

Olga Echeandia Soy una mamá de cincuenta años y fui maestra de pequeñitos de dos y tres. Si, soy Miss. Entiendo los temores de cada una de ustedes. Es duro dejarlos en el.nido. Mariana; mi hija mayor, fue al nido desde que estaba en la pancita, por eso quedarse en una aula con Miss Julia Barrera fue para ella una alegría más en lo que era parte de su mundo y  tuve la suerte de que siendo tan pequeñita le tocará con esta colega que era una súper mamá miss; pero recuerdo, que al empezar el recreo volaba a su aula a ver como le había ido....siempre estaba bien, ¡la que la extrañaba era yo!... Un consejo que siempre le daba a mis mamis era que estuvieran en el nido a la hora de la salida a la hora exacta. Si tu niño llora y demora en adaptarse lo más probable es que se ponga muy ansioso si ve que todos se.van y tu no llegas. Pero confíen, las misses sabemos lo que estamos haciendo y cuando te decimos en la puerta del aula que lo dejes (mientras prácticamente te lo arrebatamos de los brazos) es porque sabemos que apenas se cierra esa puerta tu bebé se pondrá a jugar feliz de la vida. Pero hay un consejo que también daba a algunas mamás antes de que matriculen a sus pequeños y es el siguiente: si trabajas y debes dejar a tu niño en manos de la persona que te ayuda en casa, mejor ponlo en un nido pues ellas tendrán otras obligaciones en casa y difícilmente podrán dedicarle el cien por ciento de cuidados y estimulación; pero si no trabajas y tienes la.mañana libre, mi consejo es que por lo menos hasta los tres años tengas a tu bebé contigo. Nada, ni el mejor jardín, la mejor profesora, la mejor infraestructura, los mejores compañeritos, nada podrá compararse a todo lo que tu bebé aprenderá de ti al oírte cantarle mientras cocinas, al caminar de tu mano preguntándote porque las nubes caminan mientras lo llevas al parque a las diez de la mañana; sobre texturas aprenderá mientras lo llevas en el carrito de las compras en el supermercado y  te "ayuda" a poner las cosas; socializará con cada persona con la que te cruces mientras caminas al estacionamiento; guardará en su memoria olfativa el olor de tus guisos (lo que hará años más tarde que añoren el estar en su hogar cuando sientan un olor parecido); Aprenderán a contar cuando subas las escaleras contando una y otra vez. Los seres humanos somos niños solo una vez en la vida (y por muy pocos años, los más importantes); que haga la siesta de la mañana dormido entre tus brazos mientras toma el jugo que amorosamente le preparaste. Si puedes darte ese gusto en la.vida no te lo niegues. Si puedes darle esa calidad de tiempo a tu bebé no lo escatimes...crecen tan rápido y en menos de lo que imaginas estarás extrañando su presencia.

Para nosotras las mamás que nuestros hijos empiecen el nido o el colegio es una mezcla fuertísima de emociones; pero la verdad, no es tan difícil como pensamos. La primera semana puede ser un poquito complicada, porque nos morimos de pena de pensar que nuestros bebés se quedarán ahí solitos y de repente a algunos les puede costar un poquito desprenderse de sus papás de un momento a otro; pero con forme pasan de los días serán ellos quienes les pidan ir al nido o al cole, porque serán felices de tener nuevos amigos, de pintar, bailar, hacer actividades y distraerse fuera de sus casas. 

No tengan miedo ni penas y disfruten de todos estos momentos. Un "chau mamá" al dejarlos en el nido o una sonrisa feliz en sus caritas cuando los ven llegar por ellos a la salida son cosas que te llenan el corazón de emoción y que compensan cualquier tristeza al saber que nuestros hijos ya están creciendo. Todas estas cosas sólo se viven una vez en la vida, ¡Disfrutémoslas al máximo! 

PD: Aquí les dejo unos consejitos que pueden ayudarlas, nunca está de más:

- Si trabajas, pide el día libre, no hay nada mejor que llevar a tu niño al colegio o al nido en su primer día de clase, que sepa que es mamá o papá quien lo está llevando a conocer un lugar donde estará con otros niños y la pasará mejor, el primer día de clases de Antonia en el nido yo me pedí el día libre, como andaba con pena me quedé las 3 horas y medias mirando detrás de la ventana como le iba con sus profesoras y niños y la vi tan feliz y tan bien tratada que eso hizo que me sienta más tranquila. 

- Habla con sus profesores siempre, cuéntale si tu hijo/a es extrovertido, introvertido, que le gusta, que no, como deben cambiarle al pañal o algún cuidado en especial que necesite, no te sientas corta de decirle todo lo que necesites decir para sentirte tranquila. 

- Como dice Gloria, estate siempre puntual a la salida (si trabajas por lo menos el primer día) y pídele a la persona encargada de recogerlo/a que siempre esté a la hora exacta y esperándolo/a feliz con una sonrisa y un gran abrazo, los niños son felices de saber que llegaron a buscarlos. 

- Háblale siempre a tu hijo, pregúntale como le fue en el nido, que hizo, cuéntale que está yendo al nido para aprender y que ahí sus amigos y profesores lo quieren mucho y explícale también las cosas que no debe permitir (aunque el hable te entenderá).

y lo más importante de todo, disfruta con el de cada día en que puedas ser tu la que lo lleva y recoge del colegio o nido, ellos no se acordarán quizás de muchas de las cosas que hicieron ahí, pero si de lo bien que la pasaba cada vez que su mamá o papá los llevaban camino al cole o lo recogían. 

¡Buen inicio de clases para todos! 


Quizá también te interese

6 comentarios

  1. Lindo post ,bendiciones
    😍😘

    ResponderEliminar
  2. Bello! Mi gordita recién tiene 2 años 1 mes. Pasa las 24 horas del día conmigo y no quiero que crezca pero es inevitable. Sé que pronto irá al colé y me da tristeza tan sólo pensarlo, sé que voy a llorar en su 1er día de clases. Awww!

    ResponderEliminar
  3. Bello mi gordito ya va al nido desde el 23 pero hasta ahora no quiere q me nueva del aula ;( , espero q poco a poco se adapte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así sera! poco a poco irá feliz al nido, sólo dale un tiempito :)

      Eliminar
  4. Anónimo3/06/2017

    I guess that every Mom would say the same: "I spend 24 hours a day with my baby and I do not want him/her to grow but it is inevitable." Use our best custom writing service if you are indeed busy and can't cope with your daily homeworks!

    ResponderEliminar

.