Elige siempre un porta-bebé ergonómico

7:42



Post Redactado por Begoña Songel Torres
Creadora de la marca Afrodita y la hora del Té


Elige siempre un porta-bebé ergonómico:
Hasta las abuelas de nuestros hijos ya saben que lo mejor para un bebé es la leche materna, el colecho, y llevar bien cerquita a nuestros bebés desde el nacimiento hasta los 3 ó 4 años, pues con estas edades aún nos piden ir en brazos.
Pero al igual que la lactancia y el colecho, en el que debemos seguir unas normas básicas para que sean un éxito y disfrutemos de la experiencia, el porteo necesita también de unas sencillas pero muy importantes advertencias tanto para el bebé como para el adulto que portea.
Existen múltiples tipos de porta-bebés, pero lo que nos interesa en este momento es diferenciar los ergonómicos de los no ergonómicos. Existen muchas marcas importantes del mundo del bebé, que comercializan porta-bebés no ergonómicos, por lo que los papás los compran pensando que una gran empresa no puede estar vendiendo algo, que puede llegar a ser perjudicial, y menos si es para bebés.

En los siguientes dibujos podemos diferenciar fácilmente cual es el porta-bebé adecuado y cual no lo es:



Si analizamos un minuto cual ha sido la postura de nuestro bebé durante las 40 semanas de embarazo o una vez tumbado en la cama, cómo abre sus piernecitas, nos damos cuenta inmediatamente de cuan debe ser la postura al ir en un porta-bebé.

Aquí os dejo una tabla comparativa de las diferencias que existen entre un porta-bebé no ergonómico y uno ergonómico:

Porta-bebé no ergonómico
Porta-bebé ergonómico
El bebé sólo apoya su peso en la zona genital, llegándole a provocar irritación e incluso dolor.
En las mochilas porta-bebés ergonómicas el ancho panel  facilita que los bebés vayan sujetos desde la corva de las rodillas, recogiendo su trasero y proporcionándole un asiento muy cómodo
Las piernas van estiradas, provocando un roce continuo entre la cabeza del fémur y los bordes que hacen la cavidad donde va encajada, provocando un desgaste y aumentando la posibilidad de la aparición de la displasia de cadera
Las piernas del bebé se colocan en posición de ranita o forma de M, respetando la posición de su cadera y previniendo una posible displasia.
La espalda del bebé se ve forzada a estar recta. Además este tipo de mochilas permiten que el bebé pueda ir mirando hacia afuera lo que hace que la espalda del niño/a se separe de nuestro cuerpo y le haga adoptar una curvatura opuesta, al intentar resistirse a la inercia hacia adelante.
La espalda del bebé adopta forma de C, su posición natural.
El bebé va separado del porteador y bastante bajo, quedando colgado y forzando la espalda del mismo.
El bebé va pegado a nosotros, sintiéndose protegido, y a una altura óptima (a un beso de distancia)
El peso recae únicamente sobre los hombros del porteador, llegando a ser molesto, incómodo y dando dolores de espalda
El peso se reparte entre la cadera (donde recae una gran parte del mismo), los hombros y la espalda, respetando y fortaleciendo la misma, y permitiendo portear incluso hasta los 20 kg de peso del bebé.


La postura del bebé no es un capricho, es una necesidad como el comer, el respirar o el amor, no nos dejemos llevar por la publicidad o lo que tiene la vecina, adquieras el porta-bebé que adquieras, por favor, que sea ergonómico.

Quizá también te interese

0 comentarios

.