Nuestro nido favorito ♥️

22:06



Cuando Antonia tenía 1 año y 5 meses fue al nido por primera vez, así lo decidimos en casa porque Diego y yo trabajábamos y consideramos que sería bueno que desde pequeña interactúe con otros niños y tengan cosas entretenidas que hacer durante la semana. 

Siempre tuvimos clarísimo que queríamos un nido cerca a nuestras casa; porque créanme, la cercanía es lo MEJOR, es un súper plus tener el nido cerca para cualquier imprevisto y sobre todo para que llevarlos y recogerlos no sea todo un tema para la familia; con ese punto claro, empezó nuestra búsqueda y vistamos 3 nidos y lo primero que le dije a Diego fue que quería que se sienta muchísima calidez desde que entráramos, quería ver los trabajos de los niños expuestos por todos lados con mucho orgullo, fotos de sus familias, detallitos que los hicieran sentir como en casa; un nido que lo sintiera bastante tradicional (como eran los nidos antiguamente) pero también que tenga un espacio amplio para que Antonia estuviera cómoda y pueda correr por todos lados. Otro tema que influiría en mi decisión es que hubieran también muchas actuaciones, quería ver a mi gorda siempre participar de esas cosas que estaba segura llenarían mi corazón de orgullo y mis ojos de millones de lagrimas de amor 😍.

En nuestra búsqueda encontramos un nido cerca a mi casa que parecía ser bastante bueno (según lo que decían) pero no me gustó porque lo sentí súper frío (no encontré ni un solo dibujito en ningun salón de clases, todo era pálido y bastante poco infantil), encontré otro más pequeñito, súper bonito y que desarrollaba full la creatividad de los niño pero NO tenían actuaciones del día de madre, del día del padre, etc y eso me desanimó; luego pasé por otro que me ENCANTÓ pero quedaba bastante más lejos de mi casa (sí o sí debía ir en carro), así que con mucha pena lo descarté y fue así como finalmente llegué a Kangurito, un nido que tenía todo lo que yo buscaba: calidez, espacios súper amplios, actuaciones, educación bastante tradicional, full actividades y sobre todo profesoras súper capas, empáticas y muy amables, auxiliares increíble y todo el personal de trabajo encantador, así que sin pensarlo dos veces elegí ese nido para mi hija. 

Antonia formó parte del Nido Kangurito durante 3 años,  tuvo que depedirse de él porque ya pasaba al nido de su cole, pero cada uno de los años que paso ahí fueron maravillosos. 

Miss Luciana, Miss Ceci, Miss Pili, Miss Ale y cada una de las auxiliares que la atendieron con tanto amor hicieron que sus días en el nido fueran increíbles. 

Dentro de las horas de nido llevaba clases de Susuki, de ballet y de inglés; además como andaba un poco floja con el lenguaje, en su último año de clases le incluyeron terapias de lenguaje según su edad y considerando que ya era necesario llevarlas. 

Disfrutamos de muchísimas actividades, actuaciones, semanas especiales, olimpiadas, fiestas de disfraces, visitas mágicas en navidad, paseos, celebraciones con papá, mamá, los abuelitos, charlas gratuitas para la familia, desfiles increíbles por 28 de julio, actuaciones de cierres de año ¡Uf! infinidades de cosas lindísimas que siempre me hacían emocionarme hasta las lagrimas (literal); además gracias al nido, hoy en día, Antonia y yo seguimos teniendo grandes amigos con los que seguimos frecuentándonos a pesar de que los chicos ya no están ahí. 

Kangurito siempre nos hizo sentir como en casa, cómodos, a gusto, como parte de su familia; además Antonia era feliz y eso me hacía feliz a mi también, porque para serles sinceras jamás la metodología de los nidos fue mi prioridad en la elección, yo soy bien relaja con esos temas, me parecen más modos que otra cosa y es por eso que yo solo buscaba un lugar donde mi hija se sintiera amada, bien cuidada, pero sobre todo FELIZ y lo conseguí ☺️.

Siempre cuando me preguntaban sobre el nudo de Antonia les decía “Cuándo Antonia deje el nido les cuento cuál es”, así que aquí les dejo el datito pendiente y espero que para las que viven cerca mi recomendación les sea de mucha ayuda. Sé que este año han implementado también el servicio de  guardería ☺️. 

Dando click AQUÍ pueden entrar a la web del nido, ellos están en la Av. El ejército frente a la comisaría de Orrantia en San Isidro y también tienen talleres de verano y clases de karate, fútbol y ballet, Antonia siempre fue también a los talleres y la pasaba increíble. 

Aquí les dejo algunas fotitos de nuestros 3 años en el nido.
















































Quizá también te interese

0 comentarios

.