Si trabajas, este es el post ideal para ti.

16:46


Post Redactado por Naomi Toma
Psicóloga y Terapeuta de Artes Expresivas
Programa de Orientación en la Crianza del niño
Nido - Guardería Casa Caracol
014470429 // 999390650 // informes@casacaracol.pe

Para mamás y papás que trabajan mucho: 
5 ideas juguetonas para estar más cerca 
de nuestros hijos.

Entre los horarios de trabajo, el tráfico y los quehaceres, muchos son los papás que desearían tener súper poderes para ganar más tiempo y compartirlo con sus hijos. Sin embargo, el día a día por lo general nos gana, y sí que es difícil enterarnos de primera mano, es decir, viéndolos o conversando directamente con los pequeños, lo que van haciendo y logrando en su rutina diaria. Aquí algunas recomendaciones para abrir vías de comunicación divertidas con nuestros hijos pequeños, mientras trabajamos:

1.       El cartero: muchos niños hacen dibujos o cartitas durante el día dedicados a mamá o papá, esto es símbolo no solo de su gran amor, sino también de que los recuerdan en todo momento y anhelan pasar quizá más tiempo junto a ellos. Pero ¿cada cuánto recibe un niño un dibujo o carta de su papá o mamá? no debemos olvidar que esta linda muestra de afecto debe ser de ida y vuelta, por algo al sistema de cartas se le llama también 'correspondencia'. Entonces, no importa si consideras que eres 'bueno' o 'malo’ dibujando, toma unos minutos de tu hora de almuerzo o tiempito libre para hacerle un dibujo a tu niño ¡puede ser hasta en una servilleta! Agrega un mensaje sobre lo que piensas de él o lo que quisieras para tu familia, y entregársela al llegar a casa. Puedes pedir a quien se quedará con él durante el día que haga las veces de cartero y se la entregue en algún momento del día, como sorpresa, y lo ayude a elaborar una cartita de respuesta para ti.

2.       Sonríe para la foto: una imagen vale más que mil palabras. A los niños les encanta visitar el trabajo de sus papás, pero esta visita a veces no es posible. Toma una foto tuya en tu lugar de trabajo, o retrata algo interesante de tu día a día e imprímelo. Cuando tengas tiempo con él, regálale la foto y cuéntale lo que haces, qué estabas haciendo cuando tomaste la foto o por qué te llamó la atención eso que viste; quizá él pueda encontrar más significativo enterarse de tu día, que responder a tus preguntas sobre el suyo.

3.       ¡Luz, cámara y acción!: puedes dejar una misión divertida a tu niño, como hacer una mini película con la ayuda de su adulto cuidador. Si la tecnología está a nuestro alcance, pues ¿qué mejor que utilizarla para estar más cerca de nuestra familia? Puedes pedirle que te muestre a través de videos (tomados con un celular o cámara de fotos, no es necesaria la edición de tomas) todos los momentos de su día desde que llega del colegio; o según su edad, dejarle un título que creas que disfrutará actuando incentivándolo a hacer disfraces o utilería para ello. Cuando llegue el fin de semana, vean lo que hizo juntos, y quizá tú mismo puedes sorprenderlo con una mini película tuya.   

4.       Ring, ring: recuerda llamar a tu niño por teléfono no solo para ‘chequear’ o preguntarle cómo está, sino para conversar con él; hasta puedes inventar juegos de adivinanza, canciones o sonidos divertidos para relajarse mutuamente. Tómate el tiempo y el respiro necesarios para ello porque aún en la distancia, tu niño se dará cuenta de que tienes interés en lo que están haciendo juntos. Puedes complementar este consejo con teléfonos de juguete en casa: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=341398745981088&set=a.280819065372390.68551.273206719466958&type=1&theater   

5.       Juguemos a los piratas: encuentra una cajita (puede ser desde un cofre de joyas hasta una caja de zapatos) y acuerda con tu niño ir juntando objetos que puedan atesorar en ella. Como buenos piratas, cada uno deberá traer a casa un tesoro por día: una piedrita del parque, un caramelo o buena nota en el colegio. Además de permanecer conectados a través de esta tarea divertida, le enseñarás a tu hijo la importancia de encontrar valor y significado en cosas pequeñas; la mayoría de los niños ya son expertos en esto, así que acuérdate siempre de llevar un tesoro para compartir en casa. Llegado el fin de semana pueden jugar o armar un collage con lo que ambos han recogido sobre una cartulina.

Recuerda que para llevar a cabo estas ideas, no es necesario que tu niño y tú se encuentren a la distancia (él en casa y tú en el trabajo), también pueden hacerlas juntos o compartiéndolas con la familia entera; todo depende del tiempo disponible pero sobre todo de las ganas de generar momentos cómplices, mágicos y divertidos que lo acompañarán mientras crece. 

Quizá también te interese

1 comentarios

  1. Yor que buen post, gracias por seguir publicando en tu blog, no te olvides de aquellas que te seguimos por aquí durante las horas de trabajo, aquí tenemos restringido el face, pero tu página si tengo acceso y siempre estoy ingresando para ver lo que publicas, gracias por estos detalles que sirven para todo aquel que trabaja... mil gracias bendiciones

    ResponderEliminar

.