Para ti, que acabas de ser mamá.

22:04



Para ti, que eres mamá hace poco y que hoy sientes que nada es como lo pensaste, te diré que no eres la única. Somos muchas las que nos hemos sentimos así, las que vivimos engañadas pensando que el momento en el que tendremos a nuestro bebé a nuestro lado lo amaremos automáticamente, las que creemos que la paciencia llega como arte de magia, las que pensamos que todo se aprende rápido y que no es difícil; porque sí, muchas personas nos dan ánimos cuando estamos embarazadas y preocupadas por lo que vendrá pero la gran mayoría (por lo menos en mi caso) no suelen decirnos las cosas como son. 

Convertirse en mamá no es cosa fácil. No siempre amarás a tu hijo ni bien lo pongan sobre tu pecho, al igual que una relación entre dos personas, todo ese amor y complicidad irá naciendo poco a poco. 

Desde que nacen, ya no podrás dormir bien, léelo bien, NUNCA más podrás dormir bien. 

Eso que dicen que la paciencia te nace mágicamente, es mentira, quizás a algunas sí, pero no es algo que ocurre con todas, así que vas a perder quizás la paciencia y no sólo una vez si no muchísimas. 

La lactancia, la lactancia es difícil, los primeros días sobre todo son terribles. No sabrás cómo colocar tu pezón en la boca de tu hijo, llorará de hambre y encima es muy probable que te salgan heridas; peor aún, cada dos horas te despertarás a tener que darle la teta y si crees que la lactancia no es lo tuyo, con la fórmula igual te tendrás que levantar cada 4 horas.

No sabrás cómo bañarlos, ni sabrás como limpiarle el ombligo. 

No sabrás cómo cárgalo, ni como sostener su cabeza, peor aún cuando es tan delicada. 

Mojarás infinidades de enterizos, porque habrán días en que a pesar de que crees ya entender cómo se pone el pañal, no lo vas a hacer bien. 

Vivirás pendiente día y noche viendo si respira mientras duerme a tu lado. 

Los primeros meses casi no saldrás a la calle y si te da depresión post parto tu vida será terrible, solo llorarás, llorarás y llorarás.

No sabrás qué hacer en una primera enfermedad.

Te vas a sentir agotada, TODA tu familia querrá verte y ayudarte cuando quizás tu simplemente quieres estar sola y no habrá día alguno en el que pensarás que es horrible todo esto. 

Pero sabes, todo pasa. Cuando menos lo piensas tu hijo/a y tú se estarán amando sin medida, ya dominarás la lactancia, las heridas en los pezones se curarán o serás una gran especialista esterilizando todos tus biberones y preparando la fórmula; conforme pase el tiempo podrás dormir un par de horas más, hasta que llega el día en el que por fin duermen de corrido y podrás por lo menos darle a tu cuerpo unas horas más de descanso, aprenderás a controlar tu paciencia (sí, créeme, hasta la persona menos pacientes con el tiempo mejoran), nadie bañará a tu hijo/a mejor que tú, nadie lo cargará mejor que tú, ya no será necesario que le limpies el ombligo, te sentirás más segura de ti misma y segura de que tu bebé está bien y poco a poco reducirás las interminables veces en las que volteabas a mirar si respiraba mientras dormías; ya podrás darte un baño tranquila, salir a dar una vuelta sola (porque confiarás más en quien siempre quería ayudarte y quizás al principio no lo dejabas); si tuviste depresión post parto pasará, los llantos también pararán y te volverás una experta en bajar fiebres y así comenzarán una y otra vez nuevos desafíos (porque nunca dejaremos de aprender) pero como ya te lo has demostrado a ti misma, ser mamá es difícil, pero el tiempo es nuestro fiel aliado para lograrlo todo y cada sonrisa de nuestros hijos, cada frase, cada logro, cada "te amo mamá" nos hará darnos cuenta que todo, absolutamente todo vale la pena. 

Así que ¡Ánimos! Si todas nosotras lo hemos logrado, tú también lo lograrás ❤️

Quizá también te interese

2 comentarios

  1. Pense que era la unica hasta me sentia mala madre al inicio, pero tienes razon todo pasa. Y ahora no puedo vivir sin mi hijo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/15/2017

    Me sentia mal,anoche fue una noche agotadora y solo pensaba lo mala madre que era con mi bb,no se por cosas del destino entre a este Blog,y lo leí llorando porque siento ahorita todo eso,y se que no du rara para siempre.Gracias

    ResponderEliminar

.